>Sistema modular de mandrinado

El sistema modular de mandrinado PINZBOHR está compuesto básicamente por 3 diseños diferentes de cabezales de mandrinar y todos sus acoplamientos y accesorios. El conjunto de este sistema permite mandrinar agujeros en una gama que va de 6 mm. hasta 500 mm.

PINZBOHR tiene 3 diseños básicos:


1. Cabezal de Desbaste (con dos asientos de plaquita de corte)

2. Cabezal de Acabado (con un asiento de plaquita de corte)

3. Cabezal Micro - para diámetros pequeños - (con barras de mandrinar que incorporan asiento de plaquita de corte)

Todos ellos son cabezales con ajuste radial para mandrinar diferentes diámetros. En el caso de los cabezales de Acabado y Micro el ajuste radial se realiza mediante un husillo micrométrico con precisión centesimal cuya lectura es de 0,002 mm. en diámetro. Para los cabezales de Desbaste el ajuste radial se efectúa mediante un husillo que desplaza sincronizada y simultáneamente las dos correderas que montan las plaquitas de corte.

Los acoplamientos PINZBOHR son los elementos donde van montados los cabezales para acoplarlos al husillo de la máquina. Según la máquina, estos pueden ser: MAS BT 403, DIN 69871, DIN 2080, DIN 69893 (HSK), DIN 228 and DIN 1806 (Morse), DIN 1835 (Weldon), etc.

ProlongadorComo accesorios, PINZBOHR presenta reductores, prolongadores, prolongadores con refrigeración y un adaptador para el montaje de cabezales de gran diámetro.

El sistema modular PINZBOHR presenta adaptadores para utilizar los acoplamientos PINZBOHR como porta-fresas, Weldon, Morse y adaptadores para porta-brocas (DIN 238) también.

Los cabezales de chaflanar con plaquita de corte posicionada a 45º son incorporables a los acoplamientos y accesorios PINZBOHR con un posicionamiento axial a libre elección.

Los cartuchos son piezas intercambiables que llevan alojamiento de plaquita y que se montan sobre cabezales de Acabado y Desbaste a partir del tamaño 68 y que permiten flexibilizar las aplicaciones ya que pueden seleccionarse diferentes tipos de plaquita y diferentes ángulos de aproximación (75º, 90º u otros). Además cuentan con un ajuste radial adicional sobre la propia corredera donde van alojados.